Chef Chauen

Durante la visita al norte de Marruecos yo y mi compañero de viaje decidimos alquilar un coche en Asilah para ir a Chauen, un pueblo entre las montañas al lado de la reserva natural de Jebel Bouachem, bastante famoso y  actualmente bastante turístico. El coche nos costó 30 euros y fue un poco un lío…lo alquilamos a través de un hotel porque nadie sabía orientarnos sobre el tema. No hay oficinas de alquiler de coches, todo se hace a través del contacto directo con las personas en los pueblos pequeños.   Como siempre cuando se viaja por Marruecos es imposible no apreciar la belleza de los paisajes que se encuentran en el camino, así que aconsejo alquilar un coche y aprovechar para hacer algunas paradas y contemplar los paisajes, porque son realmente espectaculares y increíblemente verdes. CIMG0113 CIMG0118 Nuestro viaje hacía Chauen empezó desde Asilah, así que cogimos a autovía ( que es pago tipo 2 euros) hasta Tetuán y luego desde ahí empezamos a subir las montañas, sorprendiendonos de la temerariedad de los marroquíes conduciendo… Creo que encontramos 3 o 4 accidentes en el camino ya que efectúan adelantos muy a menudo y la carretera de montaña es bastante estrecha así que aconsejo ir despacio y tener buena distancia de seguridad. Una vez llegados a Chauen, después de un par de horas de viaje, nos encontramos con una plaza abarrotada de gente del pueblo comprando y comiendo por las calles. La parte “baja” de la ciudad es la más autentica y donde se nota que no hay mucho turismo. CIMG0133 Una vez que logramos aparcar preguntamos para subir al pueblo azul y en 10 minutos llegamos a la plaza central de Chauen donde se empiezan a ver restaurantes y puestos de venta. CIMG0169 CIMG0168 Con mucha hambre  paramos en un restaurante con terraza que daba a la plaza que nos pareció bonito… pedimos cous cous, pero la verdad no estaba muy bueno. Estos percances siempre los achaco al hecho que cuando los sitios empiezan a ser explotados turisticamente se estropean, pierden de autenticidad. Esta claro que el turismo aporta dinero y permite que las personas puedan trabajar pero, un pueblo de montaña como Chauen, que debería ser un pequeño y peculiar rincón de Marruecos donde se cocina comida casera y se venden objetos de artesanía ve llegar un montón de turistas occidentales y claramente elige vender más platos y cuidarlos menos, al igual que en Italia hacen pagar un plato de pasta 13 euros y te quedas con hambre…en fin reflexiones mías. Después de comer nos perdimos por el zoco y por las calles azules, la verdad que es muy bonito ver ese color resaltar entre el verde de las montañas y hay momentos que te sientes como si estuviera viajando por el tiempo. Hay calles muy tranquilas donde se puede apreciar como el tiempo se detiene y la gente del pueblo desempeña las actividades cotidianas en total tranquilidad. En unas de estas calles encontré un pequeña tienda donde una mujer muy amable me hizo una preciosa henna en las manos. CIMG0152 CIMG0134 CIMG0141 Las calles son muy estrechas y solo se puede recorrer a pie. Al final del pueblo nos encontramos con un río donde hay unos lavaderos para la ropa. Muchas veces en Marruecos pasa de volver atrás en el tiempo y ver cuanto sería fácil vivir de forma más sencilla y en armonía con el medio ambiente. CIMG0147 Chauen es un pueblo encantador y peculiar. Sus casas azules y el entorno hacen que tenga una atmósfera especial donde puedes relajarte y disfrutar de unos días realmente tranquilos. CIMG0157

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s